Teología de la Liberación, Movimientos Pentecostales y Evangelio de la prosperidad.

El eje de la teología de la liberación son los pobres, la realidad y el desafío más impactante. Si el pobre se convierte en el sujeto y en el tema de fondo de la teología de la liberación no es por razones políticas, sociales o económicas, sino fundamentalmente por razones teológicas bíblicas. Dios en la Escritura está del lado del pobre, lo ama y le ofrece y anuncia en Jesucristo la buena noticia de su reino. (Lucas 4:17-21). Estar junto al pobre, en este sentido, es estar del lado del que Dios está. Por consiguiente, la Iglesia, si es verdadera Iglesia, es una Iglesia de los pobres.

La teología de la liberación intenta responder a la cuestión de cómo ser cristiano en un continente oprimido, y a preguntas como: “¿Cómo conseguir que la fe no sea alienante sino liberadora?

La Teología de la liberacion es una propuesta filosófica que pretende “crear una propuesta desde el pobre”, pero en la actualidad, si pensamos en las iglesias evangélicas ¿tendrán la idea de trabajar por y para el pobre?, si fomentan mucho la mal llamada “prosperidad”

Se busca en nuestras iglesias la interacción con el contexto y ser comunitaria, donde la evangelización y la acción social vayan de la mano.  Hasta nuestros días en muchas iglesias aun esta dicotomía entre evangelización – salvación de las almas existe; y  un alejamiento ya no tan temeroso de cualquier tipo de acción social. De esta manera los movimientos pentecostales han ganado espacios vacios dejados por las iglesias tradicionales. Y estos movimientos han llenado sus congregaciones mayormente a costa de ofrecimiento de prosperidad a sus feligreses. Este evangelio de prosperidad que en un principio fue para los pobres en la actualidad ha hecho su éxito en los pobres.

Se expone que en la práctica estos movimientos hacen la utilización de los famosos “pactos con Dios” “Dale a Dios y él te bendecirá”. De esta manera han llegado a hacer un marketing y un lavado de mentes en relación a la Fe y las necesidades humanas.

En el video de la clase se propone que el pentecostalismo ha sido el vehículo del mensaje “prosperidad”, de alguna forma ha sido posible por la mercantilización del mensaje. Los pobres no son menos ambiciosos que otros grupos y esta condición es manipulada por quienes ostentan algún grado de poder y o carisma.

En el equilibrio de la sana doctrina nuestras iglesias y nosotros sus miembros deberíamos tener conceptos definidos de:

  • Adoracion
  • Comunion
  • Servicio
  • Justicia y paz

Debemos tener iglesias como señal de presencia de Dios en la historia. Que tengan un alcance sobre el universo completo. Que sea testimonio autentico de la comunidad de la fe en integración con su entorno. Que tenga una misión comunitaria. Que tenga un ministerio encarnacional de Jesucristo.

“Porque vendrá tiempo cuando no soportarán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oídos, acumularán para sí maestros conforme a sus propios deseos” 2Tim 4:3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s